Saltar al contenido

S’bura Sithole, un Springbok en Getxo

Un fichaje de los que ilusiona. El Getxo RT entra en la pelea por la permanencia en la parte decisiva de la temporada, y lo hace presentando un fichaje de renombre. El jugador sudafricano S’bura Sithole aterrizó en Getxo tras su paso por los Southern Kings de la Pro 14 (Liga Celta), y ya disfrutó de sus primeros minutos con la casaca getxotarra ante el Independiente. 

En Up & Under Spain pasaremos revista al currículo profesional de un jugador que llegó a representar a los Springboks en las HSBC World Sevens Series de 2013. 

Foto: Anuar Gómez.

Rugbier por tradición

Enamorado a primera vista de este deporte, la flamante incorporación del Getxo explica que: “empecé a jugar a rugby de muy joven, con unos 8 o 9 años. Estudiaba en el ‘Old boys College’ -Queen’s College Old Boys-, y allí tenemos una especie de tradición de que todos los alumnos juegan a rugby. Creo que esa fue la razón por la que empecé. Todos mis amigos jugaban, y además, también estaba la influencia de mi padre -que también jugó a rugby cuando estaba en la escuela-.” a lo que S’bura añade: “mi padre me contaba alguna de sus historias en el rugby y fue algo que me llamó la atención, así que sumándolo todo al final creo que fue bastante fácil decantarme por jugar a rugby”. Sin embargo, el jugador sudafricano explica que se encontró entre dos aguas en un momento decisivo: “en 2008 convertirme en un deportista profesional no entraba en mis planes, aunque tenía la intención de probar con el atletismo. Tuve varias opciones y becas para poder perseguir ese sueño de una forma más profesional, pero a medida que avanzó el año, en 2008 -que fue mi último año en la escuela-, disfruté mucho del rugby. Quizá eso decantó la balanza e hizo que me decidiese por practicar este deporte en vez del atletismo”. 

El notable papel de S’bura en sus años en Queen’s College no pasaron desapercibidos y en 2009 llegó a la academia de los Sharks. Acariciando el salto al profesionalismo, fue en 2010 cuando, a la temprana edad de 19, llegó su debut profesional en la Vodacom Cup. “Fue algo increíble. En los Sharks en esta época teníamos varios jugadores veteranos que eran leyendas del deporte. El poder jugar con estos jugadores fue una gran oportunidad para mi”, y S’bura se sincera: “eran jugadores en los que me fijaba cuando jugaba en el instituto, además de unos referentes para mi. Quizá hasta alguno de ellos fueron la razón por la que arranqué a jugar a rugby, y fue un honor tener la oportunidad de estar rodeado de esos jugadores y de tener la opción de aprender de ellos”. 

Acumulando grandes experiencias a sus espaldas, Sithole pasó de la U19 de Sudáfrica a la U20 llegando a representar a su país en la World Rugby U20 Championship en 2011. “Esa fue una gran experiencia para mi. Jugué para la U19 con anterioridad, así que tener la opción de jugar con la U20 fue un gran privilegio. Representar a tu país a cualquier nivel es algo increíble, así que estoy muy contento y orgulloso de ese logro”. 

Una prolífica carrera

Creciendo a pasos agigantados, la dedicación y la entrega le sirvieron a Sithole para abrir una nueva puerta y firmar su estreno en Currie Cup. “Aún recuerdo ese momento como si fuese ayer. Llegué de jugar con el 7s, y me tocó dar el cambio al rugby XV. Fue una experiencia increíble para mí, y más aún por mi corta edad” a lo que añade: “el hecho de estar expuesto a estas dos versiones del juego, y tener la opción de utilizar mi potencia del rugby XV, y la habilidad que gané con el 7s para utilizar el espacio con más inteligencia, me fue de gran ayuda”. 

El salto al panorama internacional de S’bura llegó de la mano del 7s, y es que los Springboks llamaron a su puerta para la HSBC World Seven Series de 2013. “Tengo grandes recuerdos de mi participación con el seven, pero probablemente sea también una de las épocas más duras de mi vida. Los entrenamientos eran muy duros, pero como he dicho antes, cada vez que tienes el honor de ponerte la camiseta y representar a tu país, tienes que darlo todo. Para mí fue una experiencia inolvidable”. 

El éxito en dicha vertiente del deporte le sirvió a Sithole para cumplir un sueño y recibir la llamada del Super Rugby: “llegar al Super Rugby fue siempre la cumbre que quise alcanzar. Al final si tienes aspiraciones de jugar para los Springboks, sabes que tienes que ser un muy buen jugador de Super Rugby. Aprendí y disfruté mucho de aquella aventura en esa competición”. 

Tras completar dos campañas en los Sharks, acumulando 35 ‘caps’ en el Super Rugby, S’bura dio un giro de timón y se alistó en las filas de los Southern Kings de la Pro 14: “el rugby que practicamos en los Southern Kings era algo distinto al que estaba acostumbrado en los Sharks. Al final tuve el honor de acumular 10 años en los Sharks antes de unirme a los Southern Kings y noté el cambio”, y Sithole comenta: “jugar en el hemisferio norte en vez de en el hemisferio sur fue bastante diferente, pero fue un gran reto para mi. Aprendí mucho jugando en distintas condiciones a las que estaba acostumbrado”. 

Foto: Anuar Gómez.

El Getxo RT, su nueva aventura

Viviendo el profesionalismo del rugby en sus pieles desde una temprana edad, Sithole aprovechó el paréntesis deportivo causado por la pandemia para pausar su carrera deportiva: “el año pasado la temporada de Pro 14 se canceló con la llegada del Covid, y fue un varapalo para todos. A pesar de que nuestro equipo no estaba cuajando la temporada soñada, era genial poder jugar partidos semana tras semana. Con todo esto de la pandemia pasamos de jugar partidos semanales a parar de golpe y eso fue duro”. Decidido a tomarse un tiempo para sí mismo, S’bura explica que “con toda esta situación comprendí que lo mejor era echar el freno y tomarme un descanso. Quise tomar esta pausa mental y física para recuperarme y creo que me ha venido genial”. Además, el ‘springbok’ afirma que: “este descanso que me he tomado me ha servido para volver a pasar tiempo con mi familia y visitar a mi prometida, que vive en Alemania”. Sin embargo, al recibir la llamada del Getxo, no lo dudó: “cuando se me presentó la oportunidad de venir al Getxo no tuve que pensarlo dos veces, creo que es el momento adecuado para volver a los terrenos de juego. Creo que llego un poco tarde, ya estamos en el final de la temporada. Me hubiera gustado estar aquí antes, pero estoy contento de haber llegado en el momento decisivo para intentar dar lo mejor de mi”.

En el terreno personal, S’bura espera “contribuir al equipo desde mi experiencia. Tenemos un equipo con mucha gente joven y espero poder compartir mis conocimientos con ellos para ayudarles a crecer”. Y Sithole explica: “creo que puedo ofrecerle diversidad al equipo en términos de velocidad y potencia. Creo que soy un jugador potente que puede aportar ese punto de velocidad. Mi objetivo aquí es aportar al crecimiento del equipo”.  

Con un calendario que apremia y con la conclusión de la temporada cada vez más próxima, el objetivo para el Getxo está claro: certificar su presencia en la máxima categoría estatal una campaña más. Ahora, con la firma de un jugador de renombre como S’bura Sithole, los vizcaínos ponen una marcha directa hacia el objetivo de la permanencia.

Anuar Gómez.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: